LA RUTA DEL CARES CON NIÑOS

EXTREMAR LA PRECAUCION CON NIÑOS PEQUEÑOS

RECOMENDAMOS HACER LA RUTA CON NIÑOS A PARTIR DE LOS 12 AÑOS Y SIEMPRE PENDIENTES DE LA ATENCION DE UN ADULTO

RUTA DEL CARES CON NIÑOS

A PESAR DE SER UNA RUTA SENCILLA EN CUANTO A SU DIFICULTAD TÉCNICA SIN APENAS DESNIVELES , LA RUTA DEL CARES ES UNA RUTA PELIGROSA DEBIDO A LO ESTRECHO DE SU SENDERO Y LAS PENDIENTES QUE TENEMOS HACIA EL BARRANCO

 

 

Como ya mencionamos, el sendero de la ruta del Cares es simple y solo necesitas evaluar la fuerza del niño, la capacidad de caminar tal distancia y, por supuesto, tal caminata no se recomienda para personas con miedo a las alturas.

 

Este es un buen sitio para dar a conocer a los niños la importancia de cuidar la naturaleza y enseñarles rincones fascinantes de nuestro planeta, en concreto la ruta del Cares.

 

Aunque pueda parecer un desafío para los niños, el camino es principalmente plano y tiene muchos lugares en el recorrido donde puedes detenerte y hacer descansos mientras admiras las vistas.

Esta ruta de senderismo que ha ganado fama en el mercado turístico en España está situada a lo largo de un acantilado y un desfiladero del río Cares. Es recomendable parar los niños a partir de los 12 años y  los niños menores de 12 recomendamos que  efectúen toda la ruta de la mano de un adulto.

 

Si los más valientes se atreven, en la zona de Caín pueden sumergirse en el río Cares, entre vistas espectaculares, así que asegúrate de que tu hijo sepa nadar. Sin exagerar, esta es una de las rutas más bonitas y populares de todo el Parque Nacional de los Picos de Europa.

 

La ruta no es la más fácil desde el punto de vista físico, ya que implica una larga caminata de 12 km de ida y otros tantos de vuelta, por lo que los niños al final se pueden despistar y cometer algún error.

 

No es un recorrido para llevar carritos de bebé. Hay que tener un poco de precaución y sentido común.

Si no se quiere realizar el recorrido completo recomendamos hacer el tramo desde Caín hasta el puente de los Rebecos y volvernos en este punto.

Podremos ver la grandeza del paisaje y atravesaremos en poco espacio puentes, túneles y el sendero horadado en la roca.

 

En la ruta del Cares disfrutarás del impresionante paisaje del valle, superarás un río de montaña y admirarás increíbles panoramas que de repente se abren desde una altura de hasta 2000 m sobre el nivel del mar.